A finales de 2012 la sociedad costarricense se conmovió con el dramático caso de Aurora: una joven embarazada cuyo feto tenía malformaciones tan severas que harían imposible la vida fuera del útero. Para detener tanto su sufrimiento físico y mental como el del feto, Aurora solicitó un aborto terapéutico por las causales que contempla la normativa costarricense. Su petición fue negada por las autoridades sanitarias quienes obviaron todas las valoraciones médicas y psicológicas.

La vida de las mujeres no es negociable

¡Ni una Aurora más!

 

La Organización Mundial de la Salud plantea la salud como el máximo nivel de bienestar físico y emocional, no sólo la ausencia de enfermedad. Este 28 de mayo, las organizaciones firmantes denunciamos la falta de salud integral para las mujeres, visible en los obstáculos para acceder al aborto terapéutico, permitido según el art. 121 del Código Penal, en caso de riesgo para la vida o la salud de la madre.

 

Millones de mujeres deciden abortar cada año en el mundo. Miles de mujeres están abortando o buscando un aborto ahora mismo, muchas de ellas aquí, en Costa Rica. ¿Pero por qué? ¿Por qué abortan las mujeres en la clandestinidad?

 

 

 

Sindicar