¿Son derechos nuevos?

En realidad no se trata de nuevos derechos, sino de un marco de interpretación a los ya existentes (el derecho a vivir libre de discriminación, el derecho a la salud, el derecho a la vida, el derecho a disfrutar del bienestar de los avances científicos, el derecho a la autonomía, el derecho a la intimidad, entre muchos otros) en el ámbito de la sexualidad y la reproducción.